Agencia de colocación autorizada nº -

Recordar la contraseña


imagen sección

Crecen un 10,5% los trabajadores que dejan su empleo por cuidar a familiares

Durante el último año, un total de 56.700 profesionales se han retirado del mercado laboral para ocuparse directamente de un familiar dependiente o con discapacidad. Hoy, los inactivos por este motivo ya superan el medio millón (595.700), lo que supone un incremento del 10,5% con respecto a 2017 (539.000) y un crecimiento del 22% con respecto a hace dos años. Así al menos lo asegura el último informe Discapacidad y Familia realizado por la Fundación Adecco en colaboración de Previsora Bilbaína y Cidetec.

El estudio determina que la mayoría de estas personas (el 55%) toma la decisión de retirarse del mercado laboral por motivos económicos, al no cubrir su sueldo los servicios profesionales adecuados para el cuidado de su familiar dependiente o con discapacidad.

Otros motivos

Además de las razones económicas, existe otra causa que subyace a este abandono del mercado laboral como es la cronificación del desempleo. El paro de larga duración afecta especialmente a segmentos de la población, como las mujeres mayores de 45 años. Tras una larga búsqueda activa de empleo que no da frutos, pueden tomar la decisión de abandonarla si la situación familiar así lo exige. De este modo, no dejan su empleo como tal, sino que abandonan una búsqueda infructuosa de trabajo.

Otra razón de abandono es la dificultad para conciliar, puesto que, tal y como señala el informe, el 92% de los profesionales que conviven con personas con discapacidad encuentra importantes obstáculos para compaginar su vida personal y laboral, lo que puede conducir, en algunos casos, a la decisión de retirarse del empleo para ocuparse directamente de su familiar.

Potenciar al cuidador

A fecha de marzo de 2019 se contabilizan en España 1.064.795 personas que reciben 1.333.978 prestaciones para personas dependientes establecidas por la Ley 39/2006, de 14 de diciembre, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia. Esta legislación introduce la figura del cuidador familiar no profesional de modo que, si se acreditan los requisitos necesarios, un miembro de la familia puede hacerse cargo de la persona dependiente y recibir con ello una prestación.

Para Francisco Mesonero, director general de la Fundación Adecco, «el reto es profesionalizar la ocupación del cuidador familiar, dotándole de recursos y conocimientos específicos que revaloricen su candidatura si el día de mañana decide volver al mercado de trabajo abierto para que puedan potenciar su autonomía personal y empleabilidad, si se encuentra en edad laboral».

Según el perfil de las personas que se retiran del mercado laboral, se observa que la mayoría son mujeres (94%). «Las mujeres de más de 45 años son las que más dificultades tienen en su acceso y mantenimiento de un empleo; por lo tanto, son las primeras que deciden retirarse del mercado cuando la situación familiar lo requiere», lamenta Mesonero.

Puede consultar la noticia original AQUI

920 35 00 00; Ext.: 525, 531, 536 y 539
Calle Tomás Luís de Victoria, 6, 2ª Planta
05001 - Ávila
(Ávila)